bridge1.jpgbridge2.jpgbridge6.jpgbridge3.jpg

(Declaración completa y en rojo algunas breves reflexiones que me merece esta información. Luis Scarpa

Compartimos estas reflexiones del compañero Luis. Para diferenciar los comentarios, cambiamos el rojo por sangría y un tipo de letra distinto a los mismos.
www.quehacer.com.uy

Sectores del FA condenan violencia en el Ceprili     08.08.2015

MONTEVIDEO (Uypress) -En una declaración conjunta, varios sectores de la coalición, junto a la Juventud Comunista y figuras independientes como Fabiana Goyeneche, reclamaron un movimiento sindical que aporte al proyecto de la izquierda.

Los hechos de violencia ocurridos en el Centro de Privación de Libertad (Ceprili) despertaron alarma entre la sociedad civil y los sectores políticos. A la denuncia de la directora del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa), Gabriela Fulco, la del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDDHH), y a la declaración pública del Partido Nacional, se sumó otra expresión de rechazo, esta por parte de varios sectores del Frente Amplio. En un comunicado, Casa Grande junto a Asamblea Uruguay,Vertiente Artiguista, Nuevo Espacio, 711, a Juventud Socialista y figuras independientes como Fabiana Goyeneche, "condenaron sin fisuras estas prácticas" y reclamaron un movimiento sindical que "ayude a construir" los horizontes de izquierda.

…“figuras independientes como Fabiana Goyeneche”¿Quiénes son esas otras figuras?

El miércoles 5 de agosto de 2015, la sociedad uruguaya fue nuevamente interpelada por las condiciones de privación de libertad de sus adolescentes. Un video dejó al descubierto prácticas violentas y abusivas por parte de un grupo de funcionarios, el cual actuó por fuera de cualquier protocolo.

Pregunto pues desconozco: ¿hay un protocolo claro y preciso o lo que hay son meras generalidades?

 Esas imágenes son apenas un fragmento de una situación de violación de los derechos humanos de los adolescentes, tal cual se ha venido denunciando por parte de la Institución Nacional de Derechos Humanos y de las más variadas organizaciones sociales.

Incluidos el PIT-CNT y el propio Sindicato de trabajadores del INAU. Supongo ha sido una omisión involuntaria en la redacción.

Lamentablemente, nuestro país ha optado por profundizar un modelo de encierro y castigo para sus adolescentes que ha propiciado estas lógicas de violencia, abuso de poder, corrupción e impunidad.

¿Desde cuándo? Seguramente desde siempre. Y desde el 2005 ¿quién es el responsable de cambiar ese modelo? ¿El Movimiento Sindical o el Gobierno del Frente Amplio? ¿Es el país o el Movimiento Sindical el que “ha optado por un modelo… y ha propiciado estas lógicas de violencia…”

Como fuerza de izquierda que somos, condenamos sin fisuras estas prácticas y exigimos todas las responsabilidades que correspondan. En la misma dirección, queremos respaldar la línea que se está siguiendo por parte de las autoridades del Mides, el Inau y el Sirpa para revertir esta grave situación de violencia institucionalizada. Dejando absolutamente en claro nuestra discrepancia con las acciones llevadas a cabo por Joselo López.

¿Cuáles son las acciones llevadas adelante por Joselo López? No es que era un; “…grupo de funcionarios, el cual actuó por fuera de cualquier protocolo”. ¿O es que hay otras acciones dentro de estas “lógicas de violencia, abuso de poder, corrupción e impunidad”, que la sociedad no conoce y ustedes sí.
Está bien, condenemos y exijamos responsabilidades, pero a renglón seguido se dice: “en la misma dirección” y luego respaldan a las autoridades. ¿No son entonces las autoridades las responsables de una situación de violencia institucionalizada? ¿Y quién entonces? No se les ocurre pensar por un momento, que la cosa debe ser mucho más compleja.

El gobierno nacional, nuestra fuerza política y todas las organizaciones sociales deben comprometerse en la construcción de un nuevo modelo de responsabilidad para los adolescentes que cometen infracciones. Terminar con el encierro, habilitar formas eficientes de sanciones alternativas, profundizar los progrra tener éxito eamas de reinserción, etc, son algunas de las líneas que debemos asumir entre todos pan nuestros empeños.

Las Organizaciones Sociales en general y el Movimiento Sindical muy particularmente, ¡si que han estado y están comprometidos con la defensa de los DD.HH.!, y muy especialmente los de los sectores sociales más vulnerables, más desprotegidos, excluidos y explotados. Y por supuesto, ha sido y es compromiso esencial de nuestro Frente Amplio. Más, es su razón principal de existencia. Pero no confundir y transferir responsabilidades. La responsabilidad es del Estado y de quienes están en el ejercicio del Gobierno.

Las reivindicaciones del PIT-CNT mucho tienen que ver con ese horizonte de sociedad integrada e igualitaria, sin la cual no habrá una sociedad más segura.

Está bien.Es decir una sociedad que avance en Democracia hacia una “Sociedad sin explotados ni explotadores”. Por lo tanto; siempre con un telón de fondo que se llama lucha de clases, que no lo inventó nadie y estará inevitablemente más allá de nuestros deseos. Sin duda y pese a las mejores intenciones, es esto lo que parecería faltar en todos los análisis que preceden a muchas de estas declaraciones.

Necesitamos un movimiento sindical que ayude a construir esa realidad y que se comprometa a terminar de una vez por todas con esas prácticas reñidas con los derechos humanos y con las lógicas corporativas de construir poder.

Veamos la siguiente frase del mismo párrafo. “Necesitamos un movimiento sindical que ayude a construir esa realidad…” ¿Y quién construye ese movimiento sindical? ¿Los firmantes de esta declaración? ¿Los cientos o miles de trabajadores que integran esos sectores y figuras independientes? ¿Los dirigentes y sus cuadros sindicales? Todos seguramente estarán poblando los Sindicatos y las Organizaciones Sociales. ¿O piensan que se construye Sindicatos y se cambia realidades desde los sillones del aparato burocrático del Estado? Quizás aún no se ha comprendido que los Sindicatos no deben ser una organización de partido y que su independencia de clase es lo único que garantiza la defensa de los intereses de los trabajadores. Parecería que a veces esto molesta, como pueden molestar los “llamados Delegados de Base”. Nadie en este país ha contribuido tanto con sudor, sangre e inteligencia para la construcción de una conciencia social y política, al triunfo y defensa del gobierno de las fuerzas de izquierda y progresistas, sin por eso abandonar su independencia de clase. No hay nadie que sufra más “esas prácticas reñidas con los DD.HH.” que los trabajadores. Desde el terrorismo de estado o de los gobiernos neoliberales. Desde la explotación capitalista o desde las dificultades lógicas que debieron y deberán afrontar nuestros gobiernos. Pero también son las primeras y mayores víctimas ellos y sus familias, de la criminalidad. Y lo son también los trabajadores, que seguramente sin ninguna o muy poca preparación son largados a cumplir una tarea en medio de un cuadro de horror. Si no vivimos en un mundo de fantasía, no podemos ignorar no solo los peligros, sino el proceso espiritual y de deshumanización a que están expuestos esos trabajadores. Tampoco podremos evitar alguna corruptela, pero; ¿existe alguna responsabilidad comprobada del Movimiento Sindical no asumida?

En fin, no se trata de no ser sensibles a un drama social, realmente grave. Entre esos niños y adolescentes, muchos de ellos quizá su “destino” ya estaba gestado en el vientre de su madre. Son verdaderas víctimas transformados en victimarios. Afrontemos este drama en la Fuerza Política y desde el gobierno, pero a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César.

Por último, hay que tener cuidado pues los mullidos sillones senatoriales, ministeriales, diplomáticos, de directorios, etc. suelen ser escuelas de “lógicas corporativas para construir poder” y por ahí nadie está libre de que le afloren debilidades y empecemos a ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el nuestro. Me permito esta reflexión sin ánimo de alusión personal alguna, pero si digo que las calificaciones y agravios gratuitos que por declaraciones, resoluciones o medios de comunicación mediante, que se vienen haciendo al Movimientos Sindical, a las organizaciones de base y a miles de militantes, ya no puede tolerarse silenciosamente.

Un proyecto de izquierda en materia de seguridad y convivencia debe estar sostenido por todas las fuerzas populares y por principios sólidos de sensibilidad, ética y compromiso radical con los más vulnerables.

No solo en materia de…, sino que todo proyecto de izquierda que deba concretarse y consolidarse, ha de estar sostenido como enuncia la frase. Pero para eso, lo que hemos definido como el Bloque Social y Político de los Cambios, no solo tiene que decorar nuestro discurso sino que hay construirlo en la práctica social y política. Con total sinceridad me hago esta pregunta: ¿Lo estamos haciendo bien?

LUIS SCARPA - Montevideo, 10 de agosto de 2015

Joomla templates by a4joomla