bridge3.jpgbridge6.jpgbridge2.jpgbridge1.jpg

 518
Ruben López
15/08/2015
Esta semana que culmina es rica en acontecimientos que hacen a la historia universal y de Uruguay.
El Comandante Fidel Castro cumple 89 años, el 13 de agosto.
El 6 y el 9 de agosto de 1945, explotan en Hiroshima y Nagasaki, las primeras bombas atómicas y la únicas, por suerte, que fueron utilizadas contra seres humanos.

En nuestro país, conmemoramos un hecho fundamental en nuestra historia, que no ha sido apreciado como debe: entre el 12 y 14 de agosto de 1965 -hace exactamente 50 años- se realizaba el CONGRESO DEL PUEBLO. Encabezado por los trabajadores organizados, en proceso de unidad entre los años 1964-1966, se aprueba el Programa de Soluciones junto  a vastos sectores de la sociedad uruguaya. Ultimo eslabón que sella la unidad de la clase obrera, primer eslabón en el camino hacia la unidad de la izquierda, un programa de cambios, que culminará en febrero de 1971.

También conmemoramos -y nos recuerda que ese camino hacia la unidad no fue de rosas- el asesinato del primer mártir estudiantil, LIBER ARCE. Joven, estudiante, trabajador, comunista, el 14 de agosto de 1968 cae bajo las balas de la represión pachequista, del gobierno que representa y defiende los intereses de los sectores privilegiados, que en medio de la crisis pretenden seguir aumentando sus ganancias.

También presentamos algunos hechos del presente, que nos recuerdan que si bien el mundo ha cambiado, mantiene algunos rasgos esenciales, que muestran a los mismos sectores privilegiados que incendiaron Hiroshima, que mataron a Liber, en defensa de sus privilegios -hoy con una concentración de la riqueza mayor aún- con la misma ansia de lucro y poder, condenando a la miseria y la exclusión a más de la mitad del planeta.

Como son los hechos en Grecia, condenada por la Troika, en Guatemala con un gobierno donde se instala directamente una mafia, para estafar al pueblo y vaciar las arcas del Estado.
Y en nuestro país, donde la clase dominante, a pesar de los 10 años de enormes ganancias, no piensan ceder ni una moneda, sino en acumular más riqueza. Sin pensar en los excluidos, ni en los 600.000 uruguayos que ganan menos de $15.000.-

Pero, para eso llegó Fidel, para eso el Congreso del Pueblo, para responder al egoísmo de clase, egoísmo hasta el crimen. Y se alzan en el mundo, otros hombres capaces de anteponer, a sus propios intereses, los intereses colectivos. Y se alzan los pueblos aquí también, para construir, fortalecer las herramientas de los cambios, la unidad obrera y popular en el PIT CNT, junto a otras organizaciones sociales y profundizar la democracia, el programa de cambios y la unidad en el FA.

Joomla templates by a4joomla