bridge2.jpgbridge3.jpgbridge6.jpgbridge1.jpg

Publicado por newrozeke ⋅ 10 septiembre, 2015  

Turquía se encuentra a la deriva y al borde de una guerra civil. La política belicista ha ido en aumento tras las elecciones del 7 de junio, liderado por el gobierno provisional del AKP. A día de hoy el proceso de paz y las negociaciones entre el PKK y el estado turco han llegado a su fin y la guerra se ha iniciado de nuevo. En este último mes se han producido graves enfrentamientos en las ciudades kurdas de Silopi, Lice, Şemdinli, Silvan, Yüksekova y Cizre, donde la población civil ha sido blanco de las fuerzas del Estado. Decenas de civiles, guerrilleros y miembros de las fuerzas de seguridad del Estado han muerto en los enfrentamientos posteriores. Desde el 24 de julio, el gobierno interino del AKP no ha atacado al grupo ISIS, lo que afirma estar haciendo, pero sí está atacando sobre las montañas de Qandil en territorio del Gobierno Regional de Kurdistán, así como sobre la población civil kurda, las fuerzas democráticas, a la política democrática, a las mujeres y a la oposición en su conjunto en Turquía.

El Estado turco y el gobierno provisional del AKP están implementando todo tipo de medidas opresivas tales como prohibir la entrada y salida de las ciudades kurdas poniendo en marcha operaciones militares, cortando toda comunicación incluyendo líneas telefónicas y de Internet, bloqueando prensa y observadores para evitar que la verdad salga a la luz nacional e internacional. La semana pasada entró en vigor un toque de queda en la provincia de Cizre, donde han muerto 21 civiles. La provincia de Cizre han estado bajo sitio durante días como consecuencia hay gran escasez de alimentos, agua, y es casi imposible acceder a los servicios básicos de salud para tratar a los heridos y no es posible enterrar a los asesinados por las fuerzas de seguridad del Estado turco. Existen más que indicios respecto a la intención de provocar una masacre civil en Cizre, esta preocupación ha sido expresada por miembros electos parlamentarios y de la sociedad civil.

En esta situación tan violenta, el HDP también ha sido blanco de los portavoces del AKP y de los medios de comunicación pro-AKP. Casi todos los días, nuestr@s funcionari@s del partido y en especial a nuestr@s co-president@s se les sitúa como blanco fácil para los miembros de organizaciones ultra nacionalistas turcas. Se están realizando llamadas y declaraciones por parte de funcionarios del AKP para iniciar una guerra contra los militantes del HDP. Como resultado de este discurso violento muchos de nuestras sedes políticas han sido atacados por grupos racistas y fascistas. El 8 de septiembre, atacaron nuestra sede en Ankara, prendiendo fuego al edificio. Nuestros archivos del partido y los registros fueron blanco específico. Nadie resultó herido en el ataque, pero nuestra sede está muy dañada y no está disponible para su uso.
Hasta ahora, más de 128 edificios del partido en todo el país han sido atacados. Por otra parte, las fuerzas policiales y del Estado no hicieron su trabajo para prevenir dichos ataques.

Una vez más, queremos hacer hincapié en que el HDP no forma parte de esta dinámica política basada en la violencia. Al contrario, estamos tratando de empujar tanto al PKK y al Estado turco para poner fin a este conflicto armado. Es necesario saber que es el AKP el que se insiste en la política de guerra y la implementación de prácticas antidemocráticas en todo el país.

Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional, organizaciones civiles, medios de comunicación internacionales y organizaciones solidarias para que presione y se produzca un alto el fuego inmediato y se inicien conversaciones de paz. Es un llamamiento urgente contra el aumento de la violencia de Estado, la violación de los derechos humanos y las prácticas y medidas antidemocráticas sobre las ciudades kurdas, así como las ciudades en las regiones occidentales del país. Ahora, más que nunca necesitamos del apoyo de la opinión pública internacional, a fin de lograr una paz duradera en Oriente Medio, Turquía y Kurdistán. En este contexto invitamos a todos nuestros amigos, partidos políticos, asociaciones, redes, organizaciones de la sociedad civil y de todas las fuerzas amantes de la paz a actuar en solidaridad con nosotros. Hacemos un llamado a todas las instituciones y fuerzas democráticas internacionales a tomar medidas concretas contra las acciones antidemocráticas y violentas del estado turco contra su propio pueblo y l@s ciudadan@s.

Comisión de Asuntos Exteriores del HDP
10 de septiembre 2015 

Joomla templates by a4joomla