bridge6.jpgbridge2.jpgbridge1.jpgbridge3.jpg

La 'Nuit Debout' y el 15-M se alían para globalizar la protesta

Ratio:  / 0
MaloBueno 
Compartir

Las acciones del movimiento de indignación de Francia se multiplican para amplificar su resonancia e internacionalizar la protesta. Activistas franceses y españoles lanzan una convocatoria global para el 15 de mayo, coincidiendo con el quinto aniversario del 15-M.
http://www.publico.es

17/04/2016
ANDREA OLEA

PARÍS. - El mapa interactivo que muestra la evolución geográfica de Nuit Debout se asemeja a una constelación en la que cada vez se van iluminando más estrellas. El movimiento de indignación nacido en la plaza de République de París ha cumplido dos semanas y tiene réplicas en todo el territorio francés, pero también a nivel europeo ─ciudades como Berlín, Amsterdam, Bruselas, Barcelona o Madrid ya han pasado sus Noches en pie─ y al otro lado del Atlántico, principalmente en Montreal. ¿Revolución global por generación espontánea? En realidad no.

Emma, veterana quincemista de Barcelona, miembro de X_net y de 15MpaRato, detectó que algo inusual ocurría en Francia a principios de marzo. Varios colectivos franceses, explica, la contactaron para pedirle ayuda con el inicio de la movilización contra la reforma laboral impulsada por el gobierno socialista de François Hollande, que el 31 de marzo cristalizó en la ocupación de la emblemática plaza de République en París tras una multitudinaria manifestación.

“Me di cuenta de que esto era algo nuevo, un movimiento que venía desde abajo, de personas muy distintas, no era el clásico llamamiento sindical o partidista. Allí oí hablar por primera vez de Convergence de Luttes”, el colectivo promotor de la Nuit Debout. Experta en comunicación y movilización en redes, cuando llegó a París se topó con un panorama más bien árido: “Tenían una estructura bastante débil, con dinámicas poco operativas; en comunicación solo tenían una página de Facebook, ni siquiera una cuenta de Twitter, y se comunicaban a través de una lista de correo”.

El 15-M desembarca en París
Emma, junto con Héctor y Toret, integrantes los tres del 15M Barcelona, forman una especie de dream team de la revolución 2.0. Toret, psicólogo y experto en tecnopolítica, ha trabajado con colectivos como Democracia Real Ya o Barcelona en Comù; Héctor, novelista, filólogo y experto en democracia participativa, es el community manager de la cuenta @15MBcn_int. Entre los tres suman casi una veintena de países en los que han colaborado con distintos movimientos sociales. Fue por eso que, cuando algo empezó a moverse al otro lado de los Pirineos, se subieron al carro sin dudarlo.

Espectáculo nocturno en la plaza de la República de Francia. - EFE
“Estuvimos varias semanas calentando las redes. En España, el interés por lo que ocurría en Francia fue inmediato y desde el principio ha habido un montón de gente trabajando para difundir lo que está ocurriendo”, explica Héctor, precisando que un equipo de apoyo creado en Telegram centraliza y difunde toda la información que llega desde Francia para extenderla por las redes. Cuando llegaron a París, ayudaron a reorganizar la comunicación, dieron cursos intensivos en streaming sobre herramientas en redes sociales y empezaron a trabajar codo con codo con los franceses.

“Esto se ha expandido a una velocidad brutal. Ya es un monstruo que no controla nadie”, asegura desde el Media Center de Nuit Debout. Ubicado a pocas manzanas de la plaza de République, escondido en una calle tranquila al abrigo de miradas indiscretas, en él se trabaja día y noche a ritmo febril. Una decena de personas discuten la estrategia comunicativa a seguir para los días que vienen; la información fluye de tal manera que la atmósfera se hace densa, con miles de tuits atravesando como flechas la habitación, casi rozando las orejas del visitante. El desarrollo de los acontecimientos es frenético: se planifica mientras se sigue con atención la evolución del movimiento en las redes y en los medios de comunicación: una televisión de América Latina ha entrado en directo desde République; un periodista australiano necesita contactos; Pablo Iglesias acaba de tuitear por primera vez sobre Nuit Debout.
La difusión del movimento por redes ha sido exponencial: en dos semanas, más de 33.000 seguidores en Twitter, 100.000 en Facebook
Noemie tiene ojeras: ayuda a gestionar las cuentas de Twitter y Facebook del movimiento y lleva trabajando a ritmo de 12 horas diarias todo el fin de semana. “Imagínate: la cuenta en Twitter la creamos el 30 de marzo. El 31 nos damos cuenta de que somos Trending Topic mundial. Cada hora recibimos decenas de mensajes de apoyo… estamos creciendo a un nivel increíble”, explica, con un ojo en su interlocutora y otro en la pantalla del ordenador.

Efectivamente, la difusión del movimento por redes ha sido exponencial: en dos semanas, más de 33.000 seguidores en Twitter, 100.000 en Facebook. En esta red social también existen versiones de la Nuit Debout en inglés, español e italiano. En Telegram, un grupo de personas de varios países traducen a toda velocidad artículos, comunicados y manifiestos en una decena de idiomas. Los franceses creen que la ayuda del 15-M ha sido de gran utilidad, aunque matizan: “Nos enseñamos los unos a los otros. Aquí estamos utilizando la inteligencia colectiva”, subraya Noemie.
Aprender de otras luchas
La comisión internacional de la Nuit Debout se reúne a las 19 horas cada tarde en République. Subdividida en tres grupos ─Comunicación, Acción y Debate─, en este último, unas quince personas de Francia, pero también de España, Turquía, Italia o Rusia, se emplean en dotar a la lucha de un contenido común.
“Nos hemos dado cuenta de que tenemos que mirar este movimiento desde una óptica internacional y para ello, hay que encontrar paralelismos con lo ocurrido en otros lugares”
Entre ellas está Ioana, integrante del colectivo de migrantes español Marea Granate: “Nos hemos dado cuenta de que tenemos que mirar este movimiento desde una óptica internacional y para ello, hay que encontrar paralelismos con lo ocurrido en otros lugares”, explica. “Los movimientos que han ido naciendo en los cinco últimos años en todo el mundo, pero especialmente en Europa, pueden enseñarnos: Blockupy en Alemania, sobre la economía financiera; el 15-M y la PAH en España, sobre la ocupación del espacio público; Gezi, en su resistencia contra el autoritarismo del Estado turco…”, enumera.

“Nosotros creemos en un mundo sin fronteras, sabemos lo que son porque nos ha tocado emigrar a todos los que estamos aquí, y nos asusta cómo se están redibujando Europa: cada vez con más violencia, hacia los otros (en alusión a los refugiados) y hacia nosotros como ciudadanos europeos”, critica.

Globalizar el movimiento
Desde 2011, los movimientos de protesta se han extendido por todo el planeta, desde las primaveras árabes, hasta el 15-M en España u Occupy Wall Street en Estados Unidos.
En Francia, hay quien ve la falta de propuestas políticas concretas desde Nuit Debout como un problema fundamental, pero si la convergencia de luchas en este país preocupa a parte de los impulsores del proyecto, la internacionalización de la lucha podría ser su mayor desafío.
El peso político y económico de Francia hace que muchos pongan sus esperanzas en 'Nuit Debout' para reactivar la protesta a nivel internacional
“El movimiento tiene que encontrar su camino aquí, pero a nivel estratégico, también es importante para otros países”, opina desde la plaza Sélim Smaoui, sociólogo que también vivió y participó en el 15-M en España. El peso político y económico de Francia hace que muchos pongan sus esperanzas en Nuit Debout para reactivar la protesta a nivel internacional. Intelectuales de izquierdas como el británico David Graeber o el exministro de Finanzas griego e impulsor del proyecto Un Plan B para Europa, Yannis Varoufakis, que este sábado visitó République, siguen con interés los acontencimientos en Francia.

La comisión internacional acaba de lanzar una convocatoria global de movilización para el 15 de mayo, coincidiendo con el quinto aniversario del nacimiento del 15-M en España. Unos días antes, el fin de semana del 7 y 8, hay convocada otra "llamada internacional" en París que servirá para preparar la "gran acción" del día 15. La colaboración entre movimientos sociales de distintos países será fundamental para determinar la extensión de la protesta. Después de haber participado en movilizaciones en todo el mundo, desde Brasil, hasta Hong Kong o Turquía, Toret lo tiene claro: “Para mí no hay diferencia entre los turcos, los italianos, los franceses o los españoles. La lucha tiene que ser global”.

Compartir
Joomla templates by a4joomla