bridge2.jpgbridge6.jpgbridge1.jpgbridge3.jpg

Frente Amplio, Internas. La “Democracia insurgente” de Miranda – Ruben López

Ratio:  / 1
MaloBueno 
Compartir

6/07/2016

Javier Miranda, candidato a la presidencia del FA en las proximas internas escribe:

“.. el malestar en la era de la globalización, …. Una causa plausible de este malestar pueda hallarse en las promesas incumplidas de la democracia constitucional.

“..como efecto de la globalización, se ha producido un desfasaje entre la dimensión estatal de la política -anclada en el Estado nacional- y la dimensión global de la economía, que trasciende fronteras estatales y se expande por todo el planeta, en base a poderes de hecho desterritorializados. ....que desafía el poder de regulación social de la política y el derecho, de escala estatal.
....
Los márgenes de acción de la política, su real capacidad de gobernar la economía, se han estrechado en forma considerable. ....
La ciudadanía termina teniendo así una percepción, no del todo equivocada, de democracia restringida, limitada: son más bien pocas las cosas que pueden modificarse, sea quien sea que gane las elecciones nacionales tras obtener el respaldo popular.”(Texto Completo)

Hemos leído con asombro esta definición. Nunca había visto algo tan alejado al pensamiento y a la acción, a la historia de  nuestro FA, a la rica historia de lucha y compromiso del pueblo oriental.

Es muy común hoy interpretar que la “globalización” es una lápida que no se puede levantar. Es erróneo este concepto, la internacionalización de la economía es un hecho histórico irreversible en la historia  y no es ese el problema. El problema es la globalización neoliberal y lo que está detrás, la concentración de riqueza en un puñado de ultra millonarios que dominan el mundo.

Lejos de nosotros está minimizar su poder sobre todos los aspectos de la vida en el planeta. Pero más lejos está caer en las redes de la idea dominante que: “es imposible luchar contra esta inmensa fuerza y más vale unirse a ella”, como lo hacen en buena parte del mundo los sectores vacilantes de la izquierda, sobre todo en Europa donde esta en proceso la liquidación del Estado de Bienestar y se debate en toda América Latina.

Pero cuales son la causas para Miranda:

“la crisis de la política, de la representación, la fatiga, un cierto agotamiento de capacidad de entusiasmar y suscitar esperanzas en la gente, son fenómenos universales. Todos los días tenemos noticias que vuelven evidente que algo muy ubicuo y expandido (también muy peligroso) recorre el mundo.”
“.. el malestar en la era de la globalización..”

Nada sobre la realidad mundial, las 63 personas que tienen una riqueza igual a la mitad más pobre del planeta. O la concentración de la riqueza en nuestro país.

Nada sobre el análisis que hacía el Gral. Liber Seregni, por ejemplo en 1971:

“El país siguió estancado y el deterioro siguió avanzando. Porque está claro, los grupos dominantes están ligados a poderosos intereses extranjeros, son la expresión interna de nuestra dependencia de las grandes potencias capitalistas, de esas potencias que nos fijan precios, que nos imponen términos de intercambio adversos. Así, en los últimos años, se agudizó el endeudamiento externo y las ataduras al Fondo Monetario Internacional.
Es entonces la realidad urgente, el empobrecimiento colectivo, lo que obliga a enfrentar de una buena vez a la rosca que nos aprieta. La disyuntiva de hoy es muy clara: o la oligarquía liquida al pueblo oriental, o el pueblo oriental termina con la oligarquía.”(Discurso del Gral Seregni. 26 de marzo de 1971)

 En artículo anterior, decíamos, el FMI ha sido sustituido por las Calificadoras de Riesgo y varios aspectos han cambiado, para peor. El propio Miranda  reconoce “poderes (globales) de hecho desterritorializados”  pero no los identifica como el enemigo a enfrentar.

Lo que  produce molestia y malestar (en el mundo), en los frenteamplistas, en la población en general, son los subterfugios, no reconocer los verdaderos problemas, plantear que son “pocas las cosas que pueden modificarse” frente al Poder global omnímodo de una Plutocracia Mundial.
Desgracidamente no es la primera vez que la Clase Dominante logra “convencer” a sectores socialistas  para que  en base al “realismo” abandonen  sus principios y a los trabajadores.

En 1899, Rosa Luxemburgo lo enfrentaba así, en Reforma o Revolución:

“La lucha cotidiana por las reformas, por el mejoramiento de la situación de los obreros en el marco del orden social imperante y por instituciones democráticas ofrece a la  socialdemocracia el único medio de participar en la lucha de la clase obrera y de empeñarse en el sentido de su objetivo final: la conquista del poder político y la supresión del trabajo asalariado. Entre la reforma social y la revolución existe, para la socialdemocracia, un vínculo indisoluble. La lucha por reformas es el medio; la revolución social, el fin. La lucha cotidiana por las reformas, por el mejoramiento de la situación de los obreros en el marco del orden social imperante y por instituciones democráticas ofrece a la  socialdemocracia el único medio de participar en la lucha de la clase obrera y de empeñarse en el sentido de su objetivo final: la conquista del poder político y la supresión del trabajo asalariado. Entre la reforma social y la revolución existe, para la socialdemocracia, un vínculo indisoluble. La lucha por reformas es el medio; la revolución social, el fin.”  (Advertencia para distraídos: en 1899 Socialdemocratas eran los partidos marxistas revolucionarios). (Vale la pena leer al menos la Introducción a esta obra)

Miranda nos propone:

“Una democracia insurgente que requiere, en nuestro Frente Amplio, de una rebelión originaria: que nos libere de aparatos e intereses menores que se han apropiado de nuestra fuerza política anulando su potencialidad y eficacia transformadora, que sea fiel al espíritu de lucha, grandeza e inventiva que animó a los fundadores, que restablezca y propulse el énfasis en el país y el bienestar de la gente."

No es cuestión de buscar el enemigo en la interna, sino en el análisis de la realidad, ver en esa globalidad quien detenta el poder en el mundo y en el Uruguay de hoy.
¿Estaremos tan lejos de aquella conclusión del Gral. Seregni, que citamos recién?

    “Democracia insurgente” es hoy “enfrentar de una buena vez a la rosca que nos aprieta”.
    “Rebelión originaria” es hoy “enfrentar los poderosos intereses extranjeros”
    “Liberarse de los intereses menores que anulan la potencialidad transformadora” del FA,  hoy como señalaba Seregni:
 “sólo podrán lograrse mediante la lucha y la movilización de las masas, porque seguimos considerando que el pueblo organizado democráticamente es el protagonista del proceso histórico.”(Seregni,  29/04/1972)

No es ignorar la interna, los errores -que hay que anotar y corregir-  los distintos enfoques -a debatir en profundidad-, sino, que esa interna debe estar enfocada a resolver los problemas de las clases subalternas en su enfrentamiento con la clase dominante. Como hoy mismo, en un debate que nos debemos: dice Astori -ahora- hay que optar entre salario y empleo; para defender el poder adquisitivo, hay que rebajar salarios, como si la vida no hubiera demostrado, que si algo va a aumentar es la ganancia de los grandes capitales, pues  tienen el poder (global) y manejan los precios.

Entonces, la cuestión es buscar la unidad más amplia, organizar, crear conciencia y encontrar la estrategia más adecuada para los intereses populares.
La cuestión está en la unidad del 99%, en acumular fuerzas para enfrentar al Poder económico dominante.
La cuestión no está en seguir apoyando al Gran Capital, sus inversiones, acriticamente, sino en afirmar y promover  la propiedad social, colectiva, comunitaria,cooperativa, los conglomerados de pequeñas empresas. 

Creo que -como sostiene Miranda-  eso sería ser “fiel al espíritu de lucha, grandeza e inventiva que animó a los fundadores” del Frente Amplio.

La movilización política, la imaginación, trabajo de masas, la conciencia...

“Nuestra movilización tiene que ser, por sobre todas las cosas, movilización a nivel de bases. La movilización es por sobre todas una labor descentralizada. Cada Comité de Base..., para insertarnos  ... comprender realmente cuales son los problemas que están presentes en la masa que nos rodea, darles o buscarles solución y levantar eso como bandera. ... de acuerdo con las características sociales de cada zona o de cada actividad...... que tienen que ver con el barrio como un conjunto desde el punto de vista socioeconómico” (Liber Seregni -28/05/1972)

Compartir
Joomla templates by a4joomla