bridge3.jpgbridge1.jpgbridge6.jpgbridge2.jpg

Presentacion Lides -2009

Ratio:  / 0
MaloBueno 
Compartir
Espacio frenteamplista LIDES
(Libertad-Democracia-Socialismo)

DECLARACIÓN

El Espacio frenteamplista LIDES (Libertad-Democracia-Socialismo), constituido hace algunos años e integrado por militantes frenteamplistas provenientes de los comités de base, de la Universidad de la República y del movimiento sindical, se ha reunido en la fecha y ha resuelto emitir la siguiente DECLARACIÓN:

Nuestro FA atraviesa un momento particularmente trascendente, tal vez el más trascendente desde su fundación.

Debe librar y ganar, simultáneamente, dos batallas políticas, ambas vitales para el mejor destino de nuestro pueblo y la Nación. La primera, ganar la elección en octubre y asegurar su segundo gobierno, única vía posible para consolidar el proceso de cambios iniciado en 2005, y avanzar en la construcción de este nuevo Uruguay esperanzado que ya se va delineando, y cuyo símbolo, tal vez más elocuente que mil discursos, es el Plan Ceibal, son los niños de las escuelas públicas de todo el país dotados, sin exclusión, de una computadora. Son sin duda símbolos igualmente significativos el Hospital de ojos y las miles de cirugías de cataratas que le han devuelto la visión a tantos compatriotas humildes para quienes los costos de tales operaciones les habían hecho perder toda esperanza de volver a ver. O  el combate tenaz a la pobreza y la indigencia a través de una más justa distribución de la riqueza, la universalización de la atención a la salud, la extensión en monto y beneficiarios de las asignaciones familiares, como por primera vez los Consejos de Salarios para el servicio doméstico y los trabajadores rurales. En fin, es un cambio radical en el gasto público, ya no pensado para el beneficio de sectores privilegiados o para el salvataje de bancos fundidos sino para mejorar y universalizar la educación y la salud para todos los habitantes del país, como el cambio radical en el criterio de recaudación impositiva que comenzó a introducirse con el  impuesto a la renta y el principio que lo guía, “quien más tiene más paga, quien menos tiene menos paga” de puro cuño artiguista, aquel que pretende que “los más infelices sean los más privilegiados”.    

La segunda, avanzar en la elaboración colectiva del programa de largo plazo de nuestro Frente Amplio, del proyecto de país pensado desde la izquierda y que, como decimos, hoy comienza a delinearse, así como en la reformulación de nuestra fuerza política, de su estructura y sus normas organizativas, acordes a los objetivos estratégicos que se propone alcanzar y a las nuevas realidades sociales y culturales de nuestra sociedad. Esta segunda batalla política resulta imprescindible además si seguimos considerando como tarea central de nuestro Frente “la construcción de la fuerza social y política, expresión organizada de las grandes mayorías nacionales, capaz de consolidar el proceso de cambios impulsado desde el gobierno y proyectarlo hacia delante”, en una palabra, construir una nueva hegemonía en sustitución de la hegemonía conservadora dominante. Pensamos que la dimensión histórica de esa tarea central planteada impone reformular el Frente en las direcciones señaladas, si no queremos fracasar.

Consideramos desde luego que todo lo anterior implica reafirmar, como principios rectores, al menos tres: uno, el de la unidad en la diversidad, como diversa y única es la izquierda, universalmente apoyada en valores como la libertad, la igualdad, la solidaridad y la justicia, y no obstante tan rica en experiencias, en la búsqueda incesante de caminos y de vías de aproximación; dos, el de la construcción tenaz de los consensos, concebida y entendida no sólo para que, cualesquiera que sean las decisiones que se adopten todos nos sintamos partícipes y comprendidos en ellas, sino también porque la síntesis alcanzada enriquece siempre el conocimiento de la verdad; y tres, el doble carácter de nuestro Frente, coalición y movimiento.

Estos principios rectores se ponen a prueba en las presentes elecciones internas, habida cuenta de la multiplicidad de candidaturas generadas en el Congreso, hoy expresadas en las tres en torno a las cuales debemos optar los frenteamplistas el 28 de junio: José Mujica, Danilo Astori y Marcos Carámbula. Demás está decir que en ellos, en los tres compañeros precandidatos, descansa en primer término la reafirmación de esos principios rectores de nuestro Frente. Ello, y el programa común, son banderas que el frenteamplismo ha depositado en sus manos.

Al éxito de esa doble batalla política mencionada al comienzo de esta Declaración nos proponemos aportar en la medida de nuestras fuerzas. Nuestro Espacio es pequeño, somos concientes de ello, más allá de que, con la presencia militante de nuestros compañeros en el movimiento de base, en los ámbitos universitarios y del movimiento sindical expresamos en pequeño esa fuerza social de los cambios cuyas vertientes fundamentales son, precisamente, el FA, la Universidad, y el movimiento sindical, y cuya construcción constituye la tarea central de nuestra fuerza política, el eje de su estrategia. Vemos en consecuencia con simpatía toda posibilidad de sumar esfuerzos en un espacio o un ámbito más amplio, en la medida que apunte a generar acuerdos en nuestra fuerza política en torno a los objetivos que hemos tratado de explicitar en esta Declaración, y toda iniciativa en ese sentido contará con nuestro apoyo.

 
Montevideo, 31 de mayo de 2009.

Por LIDES
Coordinadores:  Hector Castellano, Ruben Darío Lopez, Aldo Scarpa, Luis Scarpa, Wladimir Turiansky.
Compartir
Joomla templates by a4joomla