bridge1.jpgbridge6.jpgbridge3.jpgbridge2.jpg

1954 - 24 de agosto - 2017

A sesenta y tres años de su legado la lucha continúa

De visita por el Palacio de Catete, Museo donde años atrás funcionó la casa de gobierno en Río de Janeiro, hasta que se mudó para Brasilia.

Al escuchar por los audífonos las historias de su construcción y de quienes fueron los presidentes que desde allí gobernaron a este gran País que es Brasil, me picó el interés de investigar y profundizar un poco sobre un Presidente llamado Getulio Vargas, que se suicidó dejando una carta impactante por la similitud con nuestros días y del cual tengo algunos recuerdos de las cosas que se comentaban en la prensa de los años 53 y 54, más los comentarios de mi viejo que también rezongaba con los diarios por no contar la realidad, y todo se decía a medias tintas.

Me impresionó la elocuencia de su carta dejada para la posteridad y encontrada junto a él luego de su suicidio.

Carta de Getulio

Una vez más las fuerzas y los intereses contrarios al pueblo se coordinan y nuevamente se desencadenan sobre mí.

No me acusan, me insultan, no me combaten, calumnian, y no me dan derecho a defenderme. Necesitan sofocar mi voz e impedir mi acción para que no continúe defendiendo, como siempre defendí al pueblo y principalmente a los humildes. Sigo el destino que me he impuesto. Después de decenios de dominio y explotación de los grupos económicos y financieros internacionales, llegué a jefe de una revolución y vencí. Inicié un trabajo de liberación e instauré un régimen de libertades sociales, Tuve que renunciar.

Volví al gobierno en los brazos del pueblo. La campaña subterránea de los grupos internacionales se alió con los grupos nacionales que no estaban de acuerdo con el régimen de garantías del trabajo. La ley de los lucros extraordinarios fue detenida en el congreso. Contra la justicia se da la revisión del salario mínimo y se desencadenaron los odios.

Quise crear la libertad nacional del potencial de nuestras riquezas a través de PETROBRAS, y mal comenzó a funcionar una ola de agitación se elevó. La ELECTROBRAS, fue obstaculizada hasta la desesperación. No quieren que el trabajador sea libre. No quieren que el pueblo sea independiente.

Asumí el gobierno con una espiral inflacionaria que destruía los valores del trabajo. Los lucros de las empresas extranjeras alcanzaban hasta el 500% al año. En las declaraciones de los valores de lo que importábamos existían fraudes constatados de más de 100 millones de dólares por año.

Vi la crisis del café, la desvalorización de nuestro principal producto. Intentamos defender su precio y la respuesta fue una violenta presión sobre nuestra economía, y muy pronto seríamos obligados de ceder.

He estado luchando mes a mes, día a día, hora a hora, resistiendo a una gran agresión constante, incesante, todo soportado en silencio, olvidando todo, renunciando a mí mismo, para defender el pueblo, que ahora queda desamparado. Nada más les puedo dar, a no ser mi sangre. Si las aves de rapiña quieren la sangre de alguien, quieren continuar sometiendo al pueblo brasilero, yo ofrezco en holocausto mi propia vida. Escojo este medio para estar siempre con ustedes. Cuando sean humillados, sentiréis mi alma sufriendo a vuestro lado. Cuando haya una forma de golpear a vuestra puerta, sentiréis en vuestro pecho la energía para la lucha por ustedes y vuestros hijos. Cuando los vilipendien, sentirán en mi pensamiento la fuerza para reaccionar. Mi sacrificio nos mantendrá unidos y mi nombre será vuestra bandera de lucha.

Cada gota de mi sangre será una llama inmortal en vuestra conciencia y mantendrá una vibración sagrada para la resistencia. Al odio le respondo con el perdón. Y a los que piensen que me derrotaron les respondo con mi victoria. Era esclavo de mi pueblo y hoy me libero para la vida eterna.

Mas ese pueblo de quien fui esclavo jamás será esclavo de nadie. Mi sacrificio anidará para siempre en su alma y mi sangre será el precio de su rescate.

Luché contra la explotación de Brasil. Luché contra la explotación del pueblo. He luchado de pecho abierto. El odio, las infamias, las calumnias no abatirán mi ánimo. Soy dueño de mi vida. Ahora ofrezco mi muerte. Sin resentimientos. Serenamente el primer paso al camino de la eternidad y salgo de la vida para entrar en la historia”

Getulio Vargas.

Este hombre luchó por su pueblo, moviéndose con diferentes artilugios logró nacionalizar muchas de las riquezas de su país. Hubo tiempos en los que erigió en dictador para poder así continuar con su proceso revolucionario de independizarse del poder extranjero, persiguió al Partido Comunista y se alió luego con él, navegó en aguas turbias entre militares que lo apoyaban y los que no, hizo de la política un arte para lograr cosas que transformaran su Brasil, un Brasil que fuese dueño de su propia riqueza y contra los vende patrias.

Por eso fue un Halcón planeando entre buitres y otros carroñeros, las mismas aves de rapiña que hoy quieren más y más riqueza arrancadas a los pueblos con las más crueles explotaciones.

Fundó PETROBRAS, (ahora la quieren vender), fundó ELECTROBRAS, esta fue privatizada. Promovió la industria del acero y hasta llegó a cerrar las importaciones de autos para que la industria nacional prosperara.

Impuso el voto, universal y secreto para todos hombres y mujeres por igual, fuesen pobres o ricos. Ejecutó la ley del salario mínimo nacional para todos los trabajadores. Impuso la ley de 8 horas, (que hoy la han quitado). Si bien es cierto que a veces utilizó lo que llamamos maniobras políticas, las utilizó, (equivocado o no), para el bien del pueblo. Por eso fue atacado hasta las últimas consecuencias.

Cualquier semejanza con la actualidad no es pura coincidencia.

Hoy como ayer, cuando surgen Hombres que luchan por defender sus pueblos conjuntamente a las propias riquezas, las fuerzas del imperialismo capitalista los hostigan, difaman, agreden, mienten sobre ellos, utilizando todos los medios posibles y si no alcanzare con la prensa utilizarán la fuerza, si es necesario, para continuar explotando, subyugando y sometiendo a los pobres del mundo.

Por eso debemos aprender de la historia, para saber como movernos entre carroñeros, interpretar y anticipar, y sobre todas las cosas, saber qué hacer, El Che decía, “organización, organización y organización, para aprender a tener conciencia…….”

Esta crece y se agiganta en la medida que se discuta ideológicamente, que llamemos a las cosas por su nombre, somos revolucionarios en constante evolución, cambiante y ardiente, luchamos contra la explotación de los hombres, porque adoptamos una filosofía de vida en la que amamos a los seres humanos, no queremos más desposeídos, desplazados, olvidados, lacerados, denigrados y/o muertos por pensar diferente a las realidades, (que no son tales), que nos imponen los grandes capitalistas insaciables de dinero y ahogados de poder.

La lucha por la unidad de los pueblos del mundo, la búsqueda de su destino es posible, con comprensión, con discusión franca y honesta, formar la ideología en el momento histórico que nos toque vivir.

Los tiempos cambian rápido debido a los avances tecnológicos, debemos aprender a movilizarnos rápido, definir objetivos de cambio constantemente, tal vez el camino que antes nos parecía el correcto hoy no lo sea, cambiar el camino sin perder el objetivo es la clave.

Enrique Yllas

Joomla templates by a4joomla