bridge2.jpgbridge6.jpgbridge1.jpgbridge3.jpg

11/09/2017

Una autocrítica necesaria

El presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, anuncio, el pasado jueves, algunas medidas económicas para combatir tres aspectos estratégicos que han estado conspirando contra el desarrollo del proceso Bolivariano, no sin ello, ante haber hecho una autocrítica hacia adentro del Estado-gobierno, que denominé hace diez años como hipertrofia del proceso Bolivariano, como son el burocratismo (entendiéndola como una mala gerencia que ha contribuido enormemente a que en el proceso hayan desaparecido algunos buenos proyectos, como las empresas de producción social que en su mayoría ya no están funcionando y solo queden restos o escombros del sueño chavista).
El presidente, en su alocución a la Asamblea Nacional Constituyente, no dejó de atacar la corrupción como flagelo sociocanceroso también de una equivocada selección de muchos que han dirigido nuestros destinos durante diez y ocho años, y algunos de los cuales han sido reciclados y aún están ahí, como me dijo una mujer cacaotera barloventeña:”con su cara muy limpia y su culito para’o, como si no hubiesen quebra’o un plato”.

El presidente Maduro fue directo al expresar su opinión sobre tres factores a derrotar para que estas medidas puedan tener efectos propositivos en beneficio de las mayorías del pueblo venezolano esperanzados en salir de esta crisis sin perder los beneficios sociales acumulados en casi dos décadas.

Las tres barreras a combatir
Primer aspecto estratégico a combatir: el modelo de guerra económica. Reconociendo la hipertrofia del proceso y entrega de divisas a diestra y siniestra a empresas de maletín así como a supuestos importadores que durante en los últimos cuatro años produjo una hemorragia de fugas de divisas.

La no fiscalización exhaustiva de esas entregas y el desvío de esas divisas para grandes y medianos empresarios venezolanos, según los analistas del proceso bolivariano, generó internamente la guerra económica y tuvo su más alta expresión en el BACHAQUERISMO donde incluso han estado vinculados funcionarios del gobierno desde altos niveles, algunos de los cuales han sido ya sometidos a juicios, hasta alcaldes, concejales, policías, guardias nacionales y fiscalizadores. Ahora a eso se le suma el cerco de la importación de alimentos, insumos y medicinas. Pero recordemos que hace un año y nueve meses, había un compromiso anunciado por el exvicepresidente Arisobulo Isturiz, de iniciar aceleradamente un proceso de producción agrícola y parte de esos rubros de la bolsa básica importados ya los deberíamos estar produciendo nosotros. Ahí debemos ser autocríticos, pues resulta vergonzoso cuando algún titular de prensa dice que llegaron toneladas de caraotas o tal rubro que antes producíamos en nuestro país y ahora no lo hacemos. Parte de una autocrítica descarnada pasa por auto revisarnos, no basta un programa de televisión mostrando un desarrollo agrícola virtual y esos no aparecen en la bolsa de los CLAP, dejemos de ser bolsa y pasemos a resolver los rubros de vital importancia para la dieta diaria.

Segunda estrategia, el quiebre del modelo petrolero. Ese modelo de crecimiento económico, no modelo de desarrollo, ya criticado desde la década de los años cuarenta del siglo pasado por nuestros grandes analistas petroleros como Pérez Alfonso, Rodolfo Quintero, Pedro Duno, Miguel Tinker Salas, ha sido el peor mal que hemos sufrido, ya que nos despojó de nuestra mentalidad de austostenibilidad que teníamos desde el punto de vista agrícola hasta mediado del siglo XX.

En época de bonanzas, como fueron las de Carlos Andrés Pérez , Rafael Caldera, Luis Herrera, Jaime Lusinchi y los 12 primeros años del proceso bolivariano, pese a las críticas del modelo rentistas que hacíamos y que no fuimos escuchados, el espejismo petrolero permitía resolver todo, no se evalúan los créditos para nada, se fracasaba en los proyectos de desarrollo económicos y se tapaban inmediatamente con más petrodólares, siendo uno de los mayores fracasos el de Agropatria donde se centró la esperanza para el desarrollo agrícola. Ahora hoy la situación cambió drásticamente y no preparamos al pueblo esperanzado para este esfume del modelo rentista. Llamo la atención que ahora se explotaran otras reservas minerales. Se sigue insistiendo en el modelo extractivista que trajo Cristóbal Colon hace más de medio milenio y ese modelo que hoy lo redimensionan buscando oro, coltan, etc, servirá para solventar esta crítica coyuntura, pero por otro lado los daños a la madre tierra, como decía el proyecto de la patria, Salvar el Planeta, serán irreversibles y la mentalidad rentista puede continuar reinando.

El tercer y último obstáculo a vencer, que propuso el presidente Maduro, es el ya evidente bloqueo financiero a nivel internacional encabezado por una sector de Estados Unidos, liderado por el presidente Donald Trump a petición de la ultraderecha venezolana (que llamare la Ley Trump-Borges, como en Cuba se llamó la ley Helms-Burn Act-1996 en pleno periodo especial cubano). Lo que está haciendo Trump, es lo que hizo en su tiempo Bill Clinton con apoyo de la Fundación Cubana Americana desde Miami, es el mismo modelo.

Esto agrava la situación debido a la dependencia petrolera que se ha tenido con Estados Unidos. A este bloqueo financiero se suman países como Canadá, probablemente vendrán otros países que dominan el euro. Pero esas medidas económicas se le están revirtiendo al mismo Trump ya que muchos empresarios petroleros y de otras ramas que se benefician de una exportación de casi 10 mil millones de dólares anuales estarán perdiendo una gran oportunidad y eso ha creado malestar en muchos empresarios gringos contra el actual presidente de USA.

CHU CHE RIAS

-----Para el encuentro de intelectuales o Todos Somos Venezuela que tendrá lugar la semana próxima en Caracas, una vez más los intelectuales afrovenezolanos de larga data, entre otros como Diógenes Diaz, Hernán Lucena, Ramos Guédez, Luis Perdomo, Fredy Pollito Blanco, han sido anulados, nunca han sido incluidos en estos encuentros.
-----El movimiento afrorevolucionario Juan Ramón Lugo se suma a la emergencia económica con la propuesta de Cumbes integrales agroecológicos...pero nadie les para bolas.

https://www.alainet.org/es/articulo/187974

Joomla templates by a4joomla