bridge1.jpgbridge6.jpgbridge3.jpgbridge2.jpg

La Conquista de la Unidad

XVI Congreso PCU

Ratio:  / 1
MaloBueno 
Compartir

Setiembre de 1955

Mucho se ha hablado  sobre el papel de la izquierda en Uruguay, el paso quizás lento, pero seguro, su crecimiento desde la caída de la dictadura. Este proceso tiene varias vertientes, pero uno de sus protagonistas han sido, sin duda, los comunistas uruguayos.

    En la primera mitad de la década del 50, precisamente después de la  guerra de Corea, comienza el principio del fin del viejo Uruguay.
    En ese momento  el Partido Comunista del Uruguay sale de una seria crisis interna:  "Realizamos el balance de una etapa muy importante de la labor del Partido. Ese balance supone una revisión ideológica profunda, a través de la cual trazamos una orientación general y tareas concretas para el desarrollo inmediato de las luchas de la clase obrera y el pueblo..." (Informe al XVI Congreso, 30 de setiembre de 1955).

     Más adelante:  "Masas cada vez más considerables, expresan su descontento por la situación económica y social del país, por la carestía inaguantable, por las empeoradas condiciones de existencia y aspiran clara o confusamente a un cambio.
    Estos elementos del despertar acentuado de grandes masas a  la lucha, y en primer término de radicalización y de unidad creciente del proletariado, deben ser advertidos claramente por nuestro Partido, como el carácter más importante de la situación nacional, rasgo a tener en cuenta por todos nuestros militantes para ponerse al frente, con audacia y combatividad, sin sectarismos y sin disquisiciones esquemáticas, de las luchas reivindicativas de la clase obrera, de los campesinos, de las amplias masas populares, para elevarlas políticamente y poner en marcha así, por todos los caminos, la formación del Frente Democrático de Liberación Nacional."
(Informe al XVI Congreso, 30 de setiembre de 1955).
    ....................

    "Un gran descontento recorre el país. La mayoría indiscutible de nuestro pueblo aspira a un cambio en la situación económico-social. Maduran en nuestra patria las condiciones para la organización del Frente Democrático de Liberación Nacional. La cuestión consiste en saber cómo nuestro partido une a la clase obrera y a las masas populares, encabeza su lucha reivindicativa y facilita su pasaje a las posiciones revolucionarias, es decir, como organiza el gran movimiento de liberación contra el imperialismo yanqui y la oligarquía vendepatria que oprimen a nuestro pueblo.
   La tarea central del Partido en estas condiciones, es hallar las vías concretas para unir a las grandes masas, aún dispersas, y encauzadas por los distintos senderos de su propia lucha, hacia el gran caudal del Frente Democrático de Liberación Nacional"
(Informe al XVI Congreso, 30 de setiembre de 1955).

    Así definían la situación los comunistas uruguayos hace ya 50 años, cuando todavía se vivía en el país de "las vacas gordas", en la soñada "Suiza de América". Lucha de masas, y unidad. En esa dialéctica, las masas haciendo su propia experiencia en la lucha, avanzarían en conciencia y organización y serían capaces de construir su unidad.

 (XVII Congreso)

Compartir
Joomla templates by a4joomla