bridge2.jpgbridge6.jpgbridge3.jpgbridge1.jpg

Guerra de Divisas

La guerra de las divisas

Ratio:  / 0
MaloBueno 
Compartir
La guerra de las divisas
24-10-2010 elheraldo.hn

Contrario a las guerras militares, donde el relampagueo, los estruendos y la destrucción son presenciados en vivo por el mundo entero, ya sea por televisión o Internet, el duelo de colosos que enfrenta a al dólar estadounidense y al yuan chino, si bien puede ocasionar una nueva hecatombe de la economía mundial, se pelea, al menos en su etapa inicial, prácticamente en silencio.

Pero incluso ese secreto a voces que febrilmente recorría los más altos círculos financieros y gubernamentales del mundo, dejó de serlo el lunes cuando el ministro de finanzas de Brasil, Guido Montega, reconoció que "estamos en medio de una guerra cambiaria internacional".

Estados Unidos acusa a la República Popular de China de mantener artificialmente devaluada su moneda para favorecer sus exportaciones. China, la segunda potencia económica del mundo, contraataca denunciando que Washington inunda el mundo con dólares, que mantiene una bajísima tasa de interés y que no revaluará el yuan porque eso representaría un duro golpe para su economía que ya parece estar perdiendo impulso.

Tanto Washington como China cuentan con sus propios "aliados" en esta guerra, aunque no necesariamente significa acciones concertadas ni mucho menos coincidencias ideológicas. De hecho países como Japón, Corea del Sur, Colombia y Suiza, han intervenido en los últimos meses en el mercado de divisas para controlar el precio de sus respectivas monedas, que es precisamente lo que hacen los chinos.Esta confrontación que tiene su fondo en las masivas exportaciones chinas a los mercados mundiales, incluyendo al de Estados Unidos, no es nueva. Prácticamente comenzó con el despegue económico del ahora principal acreedor de Estados Unidos. El gran temor que existe es que este pleito pueda convertirse en una guerra comercial –de la que ya se escuchan estridentes tambores en el Congreso estadounidense— lo que podría terminar bloqueando la endeble recuperación de la economía mundial para repetir lo ocurrido en la crisis de la década del 30 del siglo pasado.

O sea que si las causas de la crisis económica global que estalló en 2008 desmintieron el mito de la eficiencia del neoliberalismo, esta guerra de divisas –que ha causado ya una visible fisura en la unidad el G-20—pone en duda la existencia real del libre mercado porque al final son las intervenciones estatales las que se están imponiendo.

Esperemos que al final no retorne el proteccionismo al escenario mundial, porque eso terminaría hundiendo la economía y llevándose hasta las esperanzas de los más pobres y subdesarrollados

Compartir
Joomla templates by a4joomla