bridge6.jpgbridge2.jpgbridge1.jpgbridge3.jpg

Trincheras de Ideas

Uruguay ratificó el Tratado de la Unasur

Ratio:  / 0
MaloBueno 
Compartir

Uruguay ratificó el Tratado de la Unasur

Con el voto afirmativo del Senado uruguayo, al constituirse en el noveno país en dar el visto bueno, se formalizó el nacimiento de la Unasur, en instancia que, una vez más, obtuvo el respaldo de la nueva mayoría, conformada por el Frente Amplio y las huestes de Alianza Nacional encabezadas por Jorge Larrañaga.

Marcelo Márquez |

Sesión. El proyecto pasó al Poder Ejecutivo para su promulgación.
Sesión. El proyecto pasó al Poder Ejecutivo para su promulgación.

La aprobación de la norma mereció el respaldo de 21 votos en 27, haciéndolo en contra Unidad Nacional y el Partido Colorado.

De esta forma, Alianza Nacional y Unidad Nacional votan nuevamente divididos, al tiempo que el Partido Colorado que era proclive a sancionar la norma no lo hizo en virtud de solicitar que la iniciativa se postergase nuevamente. El proyecto pasó al Poder Ejecutivo para su promulgación. El miembro informante fue Carlos Baráibar (Asamblea Uruguay) quien manifestó que hasta la jornada de la víspera, ocho habían sido los países que habían aprobado el Tratado Constitutivo del la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), firmado en la ciudad de Brasilia, República Federativa del Brasil, el 23 de mayo de 2008: Argentina, Surinam, Bolivia, Chile, Ecuador, Guyana, Perú y Venezuela ya integran la Unasur. Todavía no lo han hecho: Brasil, Colombia y Paraguay. Baráibar leyó el artículo 2º del Tratado constitutivo de la Unasur en donde se señala el objetivo del emprendimiento: "La Unión de Naciones Suramericanas tiene como objetivo construir, de manera participativa y consensuada, un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y político entre sus pueblos, otorgando prioridad al diálogo político, las políticas sociales, la educación, la energía, la infraestructura, el financiamiento y el medio ambiente, entre otros, con miras a eliminar la desigualdad socioeconómica, lograr la inclusión social y la participación ciudadana, fortalecer la democracia y reducir las asimetrías en el marco del fortalecimiento de la soberanía e independencia de los Estados".

Baráibar también informó que la Secretaría General de la Unasur tendrá su sede en Quito, Ecuador, mientras que el Parlamento sudamericano en Cochabamba, Bolivia, será materia de un Protocolo Adicional al presente Tratado.

El legislador del FA también destacó la eventualidad de extender la experiencia al Caribe, y en particular, valoró el "compromiso por la democracia", por el que los Estados miembros "no tolerarán intento alguno" de quiebre institucional y "tomarán medidas" frente a dichas circunstancias.

Desde el arranque, el Partido Colorado a través de Ope Pasquet sostuvo que "no he escuchado razón alguna para que este proyecto se trate sin informe de la Comisión de Asuntos Internacionales".

En estas condiciones, "la bancada del PC entiende que no puede votar el Tratado, y si se pone a consideración del plenario, lo votaremos negativamente". El primero en abrir el debate fue Abreu, quien señaló que "la participación siempre es mejor que la no participación". No obstante, dijo ser partidario de promover un mecanismo de "solución de controversias" porque "no lo tiene".

Respecto al eventual acuerdo en materia de defensa, dijo ser contrario a "la integración de las espadas. No se trata de trabajar sobre un concepto de integración que podamos condicionar nuestra política de defensa. La cooperación sí, militares, tecnológicos, y temas nuevos que hacen al futuro de la región".

A su turno, Lacalle volvió a cuestionar el proceder de la supremacía frenteamplista porque "las mayorías deben ser ejercidas con prudencia" y se preguntó "qué necesidad de mojar la oreja".

"La mayoría es una cosa, mayoría abusiva es otra. Infundir temor es una cobardía. Que a uno lo lleven a empujones es mala táctica", dijo.

El coordinador de la bancada del FA, Alberto Couriel puntualizó que "lejos estábamos de mojarle la oreja a la oposición. Nunca hubo intención de mojar la oreja o avasallar. A la luz de lo que hace el presidente Mujica de tener mucho diálogo, hicimos el esfuerzo, quizás nos salió mal". Lacalle indicó que "mis vísceras me dicen que al Uruguay no le conviene integrar esta organización".

La Republica. Uruguay

Compartir
Joomla templates by a4joomla