bridge3.jpgbridge2.jpgbridge1.jpgbridge6.jpg

Envíanos tus artículos

Camaradas y Compañeros Una historia política y social de los comunistas del Uruguay. Gerardo Leibner.

Ratio:  / 0
MaloBueno 
Compartir

 Camaradas y Compañeros
Una historia política y social de los comunistas del Uruguay

Sobre el libro de Gerardo  Leibner

Cuando en febrero de 2004, comenzamos esta hoja, decíamos:

Hemos leído relatos múltiples sobre la historia de estos últimos decenios, desde distintas posiciones políticas e ideológicas. Hemos escuchado los más diversos y deformados matices sobre nuestras ideas, actitudes y versiones de hechos que nos tuvieron como protagonistas.

 De ahí, la  necesidad de evocar, dar un espacio y  oportunidad a generaciones de comunistas que contribuyeron a crear, y son parte, del Uruguay del presente.

 No sabía que unos años antes, Gerardo había comenzado una extraordinaria tarea, que le llevaría 11 años y que hoy se concreta en  este libro. No es necesario coincidir en el  100% con todos sus planteos  para decir que  es una gran historia y  que desde  mi  modesto punto  de vista logra plasmar lo que reclamabamos hace  7  años: 

Hacer conocer las ideas  que sostuvimos, por nuestros propios dichos, no sólo por lo que otros dicen que somos o fuimos.

 Ruben López

El lo cuenta así:

“Los comunistas uruguayos tienen buenas razones para resaltar la historia de su partido a partir de 1955, pues realmente iniciaron un proceso que los convirtió, ya a comienzos de los sesenta y por unos treinta años, en el más sólido y poderoso referente de la ascendente izquierda uruguaya, dejando en ella su impronta y contribuyendo a configurar una nueva cultura política. Junto a militantes de otras procedencias, fueron pilares decisivos en unidad sindical, la alianza obrero-estudiantil, la construcción del Frente Amplio, la resistencia organizada a la dictadura y la posterior redemocratización. Decenas de miles de uruguayos fueron comunistas a lo largo de esos treinta años y aunque no todos siguieran militando políticamente, le ‘deben’ al Partido buena parte de su formación política y cultural, sus formas de razonar, de percibir a la sociedad, de concebir la acción política y sus significados, hábitos de organización, hasta sus formas de comunicación y expresión.

En el Frente Amplio actualmente la mayor fuerza política del país, muchos ex comunistas y comunistas, están integrados a casi todas las corrientes internas. Independientemente de la fractura en los noventa y las diferencias actuales, quienes pasaron por aquella ‘escuela’ del PCU siguen siendo portadores de su cultura política. Sea por contagio, por aprendizaje durante las ásperas polémicas, o en las luchas comunes del sindicato, del centro estudiantil, en el comité de base del Frente, en las celdas compartidas, numerosos cuadros políticos de la izquierda no comunista absorbieron importantes elementos de aquellas formas de hacer política. Por eso, al escribir una historia que los refiere, estamos desentrañando algunas de las claves históricas necesarias para comprender varias de las características fundacionales de la nueva divisa de la política uruguaya. La adhesión a ella, al igual que la histórica adhesión a las dos divisas tradicionales, implica toda una serie de identificaciones culturales, sociales y afectivas, que van mucho más allá de la política.”

Gerardo Leibner

Compartir
Joomla templates by a4joomla