bridge6.jpgbridge3.jpgbridge2.jpgbridge1.jpg

Capital y la Izquierda

El Gobierno sitió policialmente Madrid para desvirtuar el 25-S

Ratio:  / 0
MaloBueno 
Compartir

Decenas de heridos y detenidos durante la represión policial contra protesta frente al Congreso

 Público/Agencias/Rebelión -26-09-2012

La protesta, masiva, acabó con una dura represión policial. Los agentes actuaron con violencia ante el envite de pequeños grupos de alborotadores. Al menos 28 personas fueron detenidas y 64 resultaron heridas, 27 de ellos policías según fuentes del Samur.

Madrid amaneció sitiada por la policía. Y así siguió durante toda la jornada. El operativo policial, que contaba con cerca de 1.400 efectivos, cercó desde primera hora de la mañana las vías colindantes a la Cámara baja. Este despliegue perturbó las actividades diarias de las personas que trabajan en el centro de la capital, que tenía problemas para moverse por la zona, y también de los vecinos, que tuvieron que salir a la calle provistos de sus certificados de empadronamiento o facturas si querían que la policía les dejara a acceder a sus domicilios.

La protesta convocada por la plataforma ¡En Pie!y la coordinadora 25-S, que discurrió de manera pacífica durante todo el día, acabó convirtiéndose en una verdadera batalla campal en las primeras horas de la noche. Los disturbios comenzaron cuando algunos grupos de alborotadores intentaron avanzar hacia el perímetro de seguridad que rodeaba el Parlamento y buscar el contacto con los agentes, que respondieron con virulencia. Algunos manifestantes llegaron incluso a lanzar objetos a los policías. Mientras, otros, intentaban relajar los ánimos, llamar a la calma e intentar que la movilización, como defendieron sus convocantes desde un principio, no derivara en una acción violenta. A pesar de los porrazos y de lo contundente de su actuación, la policía no consiguió atajar la protesta. 

Los manifestantes abarrotaban la madrileña plaza de Neptuno, a pocos metros de la Cámara baja, ante el llamado de organizaciones populares a realizar una movilización de "desobediencia civil no violenta".

Los momentos más tensos se vivieron a partir de las 19.00 horas en las inmediaciones de la plaza de Neptuno, a apenas 100 metros de la Cámara, donde los diputados debatían en sesión plenaria. Cuando acabó el pleno del Congreso, los diputados pudieron salir tranquilamente gracias al cordón policial que rodeaba el edificio. En ese emplazamiento hubo varias cargas policiales, que fueron precedidas de carreras, gritos y momentos de pánico. También hubo varias cargas policiales en las inmediaciones de la estación de Atocha, donde la policía llegó a actuar incluso en el vestíbulo de una de las paradas. Gritos de "¡No tenemos miedo!" o "¡Estas son nuestras armas!", así como insultos a los agentes formaban parte de la respuesta que los activistas daban a las cargas policiales.

La primera de las cargas policiales dejó varios heridos; uno de ellos tuvo que ser inmovilizado por el Samur y evacuado al hospital ante una posible lesión lumbar. Sin mediar provocación previa, los antidisturbios cargaron, una y otra vez, contra personas que, en su gran mayoría, permanecían sentadas. En ese momento no consiguieron despejar Neptuno, que permanecía abarrotada y recibiendo, continuamente, nuevos participantes en la protesta.

Ver vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=HAKzrG1MwMs&feature=player_embedded

No obstante, las primeras actuaciones violentas de policía y manifestantes tuvieron lugar antes de las 21.30 horas, que era el límite que la Delegación del Gobierno había establecido para la celebración de cualquier acto de protesta. Más tarde hubo otros conatos de violencia, que fueron respondidos con sentadas ante los agentes. 

Pese a la actuación indiscriminada de los uniformados, cientos de personas seguían a las 22.30 horas congregados en las inmediaciones de la Cámara Baja. Finalmente, a las 23.00 horas, una persona anunció que se desconvocaba el acto y llamó a concentrarse mañana [miércoles] a las 19.00 horas junto al Congreso. Entre los motivos del llamamiento, «mostrar la solidaridad con la huelga general convocada en Euskal Herria». No obstante, a pesar de la petición, cientos de personas siguieron en Neptuno a última hora de la noche.

A última hora de la noche, estos sucesos dejan un balance de 28 detenidos y 64 heridos, entre ellos, 27 policías. Uno de los manifestantes está grave y podría presentar una lesión medular. Según fuentes del Samur, este herido tenía diagnosticada una patología cervical previa que se ha podido agravar debido a una caída o golpe.

Ver galería de imágenes: http://noticias.terra.es/cargas-policiales-en-la-manifestacion-del-25s,519986cfa7ef9310VgnVCM5000009ccceb0aRCRD.html

Mientras las cargas se sucedían, la sesión en el interior del Congreso seguía su ritmo, ajena a lo que estaba ocurriendo fuera. «Si, son cuatro», decía un policía en la entrada de Cedaceros alrededor de las seis de la tarde. Todos los diputados de IU-ICV-CHA salvo la diputada Caridad García, que permaneció en el Hemiciclo siguiendo las intervenciones del Pleno en representación de todos ellos, se acercaron a la concentración, donde tuvieron la oportunidad de intercambiar opiniones con los manifestantes. El portavoz parlamentario de La Izquierda Plural, José Luis Centella, calificó de "desproporcionadas" las cargas policiales y acusó al Gobierno de haber generado tensión al "criminalizar" la protesta. En un plano secundario, tres diputados de Amaiur salieron también «como expresión de solidaridad internacionalista», y aprovecharon para llamar a participar en la huelga general que tendrá lugar mañana en Euskal Herria.

Bajo el lema 'Rodea el Congreso', los convocantes de la movilización exhortaron a la ciudadanía a cercar la sede parlamentaria con tres marchas simultáneas que confluyeron en las plazas de la Puerta del Sol, Neptuno y Cibeles. El plan de esos colectivos era hacer coincidir su descontento frente a las severas medidas de ajuste del Ejecutivo del derechista Partido Popular con la celebración del pleno de este martes en el cuerpo legislativo.

Desde los tres sitios mencionados, los manifestantes intentaron llegar a pie hasta la Cámara baja para demandar el inicio de un nuevo proceso constituyente, al considerar que la actual Carta Magna de 1978 ha cumplido su ciclo. "No tenemos ninguna pretensión de ocupar el Congreso, sino de rodearlo y andar por sus alrededores", aseguraron en un comunicado la Coordinadora 25S (por 25 de septiembre) y la plataforma En pie!, dos de los movimientos que participaron en la protesta. A través de las redes sociales en Internet, ambas agrupaciones, integradas por miembros del conocido Movimiento 15-M o de los indignados, reclamaron la dimisión del gobierno de Rajoy y el inicio de un proceso constituyente. Subrayaron que su intención es rescatar de manera simbólica la sede de la soberanía española, es decir el Parlamento, por ser víctima de un secuestro llevado a cabo por los mercados financieros con la colaboración de la mayoría de los partidos políticos. "La democracia está secuestrada y sujeta a los dictámenes de la troika (Unión Europea, Fondo Monetario Internacional y Banco Central Europeo), por eso este 25S vamos a rescatarla", rezaba el manifiesto de una de las organizaciones.

Hace exactamente 10 días, Madrid fue epicentro de una multitudinaria manifestación para reclamar a Rajoy que someta a una consulta popular sus drásticos recortes del gasto público, en particular en sectores tan sensibles como la educación y la salud. El viernes, con la presentación de los presupuestos, se conocerán más recortes. Todo ello a la espera del futuro rescate, que podría llegar después de las elecciones en Euskadi y Galicia.

Las cargas de ayer han abierto el camino al previsible «otoño caliente» que registrará el Estado español y ha supuesto un éxito de convocatoria para la plataforma ‘En Pie’ y la coordinadora, acosados por la presión policial durante las últimas semanas.

Noticia relacionada:
Miles de personas secundan el rodeo al Parlamento Andaluz organizado por el SAT

Compartir
Joomla templates by a4joomla