bridge1.jpgbridge3.jpgbridge2.jpgbridge6.jpg

Frenteamplistas por un debate programatico
21 de Noviembre de 2012

 El FA se forjó con el sacrificio de muchos compatriotas que comprendieron la necesidad del cambio y fueron conscientes de cual iba a ser la respuesta de las clases dominantes. Convocamos a los frenteamplistas con principios antiimperialistas y antioligárquicos, que creen que comenzó otra etapa de la lucha por el poder, a impulsar el debate programático desde las bases.

Entendemos que el capitalismo no da soluciones a los problemas de la humanidad. Trabajaremos junto a militantes y organizaciones políticas, en la reconstrucción de un proyecto que supere la dependencia y la explotación, cimentado en la propiedad social que sustituya la competencia por la solidaridad y profundice la democracia.

 

Las líneas centrales de nuestra propuesta son:

1- Creemos que el Frente Amplio debe ser plenamente consecuente con la defensa de los sectores sociales que representaba en su fundación. Nos sentimos hoy, a más de 40 años de su nacimiento, plenamente identificados con las necesidades y los intereses de las grandes mayorías, que son contrapuestos a los sectores privilegiados.

2- Priorizar la ética con procedimientos transparentes y evaluaciones periódicas en la gestión, que instrumenten el control político y social sobre los que tienen responsabilidades en el FA y el gobierno. Promover valores como la solidaridad, el respeto a las diferencias y el rechazo del afán de lucro.

3- La confrontación ideológica es imprescindible para la profundización democrática y es necesario dar un debate en la sociedad para develar los intereses en pugna. La movilización y la lucha de las organizaciones políticas y sociales serán el motor de los cambios.

4- Para la profundización democrática es imprescindible combinar la participación de los trabajadores y el control de la ciudadanía con el compromiso en la gestión responsable y solidaria de los bienes comunes. Ser conscientes del papel histórico es un aspecto esencial para el nacimiento de una nueva sociedad. Debemos promover la inclusión social, creando espacios de encuentro y de lucha de los excluidos para la mejora de sus condiciones de vida, porque es en la lucha donde crecemos y nos transformamos.

5- Priorizar la inversión del Estado en áreas estratégicas y el apoyo a los sectores populares como las cooperativas de trabajadores, los productores agropecuarios familiares y las pequeñas ymedianas empresas.Los recursos deberán extraerse con medidas que graven a la riqueza, aceptando que eso nos enfrentará a los sectores oligárquicos. En este sentido, proponemos rescatar el Artiguismo, sobre todo en relación a la tenencia y la extranjerización de la tierra.

6-Una política educativa, debe surgir de un amplio debate democrático y participativo ratificando los principios de autonomía y cogobierno. Se privilegiará la educación pública, integral, laica, gratuita, y obligatoria, no condicionada a las exigencias del mercado, acorde a un proyecto de país que se proponga ser formador de ciudadanos con pensamiento crítico. En este sentido es primordial reformular la formación docente.

7- La lucha por la memoria y los derechos humanos la entendemos como una integralidad desde los albores de nuestra nación hasta la última dictadura, incluyendo los derechos económicos, sociales y culturales. Rechazamos toda forma de discriminación generada por la sola pertenencia a un sector social, en particular la referida a nuestros jóvenes. El estado debe ser parte activa y garante de estos derechos.

8- La democratización de la cultura implica abandonar acciones puntuales y propias de cada organismo público y una instrumentación de intervenciones coordinadas en los barrios, un proyecto global de incidencia real y no asistencialista. El Estado debe desarrollar fuertes estímulos para una vida saludable, en lo cultural, lo educativo, lo deportivo, etc.

9- Modificar el sistema de medios de comunicación antidemocrático, oligopólico y con evidente sujeción a pautas de países de carácter imperial. Afirmar el derecho a la información y denunciar la función de control social que ejerce la publicidad al reproducir la ideología dominante. Desarrollar la televisión pública estatal y fomentar los emprendimientos de radios comunitarias y la futura televisión social. El Estado no debería fomentar, directa e indirectamente, la publicidad a través de las empresas del Estado, ni autorizar cada día más espacios públicos para hacerla. Promover y apoyar el desarrollo de software no propietario en defensa de la soberanía e independencia nacionales.

10- Desmercantilizar el sistema de Salud, avanzando a un Sistema Único y Público. La salud es un derecho que debe dejar de ser un negocio para la industria farmacéutica, empresas privadas y corporaciones.

11- El desarrollo del capitalismo a nivel global conduce a la humanidad a la sobre explotación de sus recursos naturales y al cambio climático que amenaza la supervivencia de la especie humana. Nuestro proyecto debe incluir una política decidida en el plano nacional e internacional de compromisos de mitigación del cambio climático, la protección del medio ambiente y el desarrollo de la calidad de vida de todos los seres humanos. El desarrollo humano implica hoy observar la calidad del consumo y frenar el consumo compulsivo.

12- Las relaciones internacionales de Uruguay tendrán como prioridades estratégicas la soberanía nacional, la integración latinoamericana de pueblos y gobiernos en la lucha por la paz, contra la dominación imperialista económica, política, militar o cultural.

13- La fuerza política debe dar una profunda discusión de la Defensa Nacional que se traduzca en una nueva ley orgánica para las fuerzas, en una modificación en el despliegue de las mismas, una mayor profesionalización, y una adecuación en la cantidad de efectivos necesarios para nuestro país. Esto se dará con un presupuesto adecuado y con los plazos necesarios para procesar los cambios. Se deben retirar las tropas en misiones de Paz de la ONU y revisar los pactos militares.

14- El Plenario Nacional debe recuperar su condición de dirección política, con capacidad de iniciativa y control de la gestión de gobierno, convocándolo de manera regular como dictan sus estatutos. Es imprescindible desarrollar la democracia interna, en particular en la elección de sus candidatos comunes y autoridades, evitando acuerdos cupulares. El Congreso debe ser la instancia máxima de discusión, reflexión y planificación del pueblo frenteamplista y debe convocarse en los plazos estatutarios.

15- La política del FA y sus comités debe estar unida a las necesidades populares, impulsando la participación ciudadana en todos los ámbitos. El ciudadano debe ser partícipe y responsable de planificar, dirigir y controlar toda gestión pública junto a los gobiernos, tengan éstos carácter local, departamental o nacional. La comunidad es el instrumento para que los ciudadanos sean protagonistas conscientes de su destino, en la lucha por mejorar sus condiciones de vida.

Estos lineamientos son un punto de partida para convocar a todos los que se sientan identificados con estas propuestas, para una reflexión y acción política.

Joomla templates by a4joomla