bridge2.jpgbridge1.jpgbridge3.jpgbridge6.jpg

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Los ciudadanos frenteamplistas abajo firmantes declaramos:

El Frente Amplio se forjó con el denodado esfuerzo, con el sacrificio hasta el límite, de muchos compatriotas que, como surge de la propia Declaración Constitutiva,  tenían “…el hondo convencimiento de que la construcción de una sociedad justa, con sentido nacional y progresista, liberada de la tutela imperial es imposible en los esquemas de un régimen dominado por el gran capital.”


    La batalla por el programa no quedó resuelta por el hecho de que el Frente Amplio accedió al gobierno nacional. Por el contrario, se redobla el desafío ya que no sólo se trata de actualizar el programa incorporando hechos como la crisis en los países capitalistas centrales, sino de aplicarlo, doblegando la acción de ese poder dominante, no sólo con acciones desde el gobierno, sino también con la movilización política permanente. 

Aspiramos que ese programa, más allá de los avances producidos en materia social y económica en los últimos ocho años, contenga nuevas propuestas enfocadas a la mejora sustancial de la calidad de vida de nuestra gente y a la construcción de un modelo social y económico más justo, que supere un sistema basado en el lucro y la competencia, por otro que se apoye en la justicia y la solidaridad.

     El programa es confrontación ideológica, no debe rehuirla. Cada paso que se ha dado en la aplicación del programa ha sido atacado por la ideología de la derecha y por lo tanto hoy más que nunca debe ser la herramienta que nos fortalezca.
   
Uno de los más caros principios del Frente Amplio es que se construye primero el programa, con la amplia participación de todos los frenteamplistas, y luego se eligen los candidatos  a la Presidencia de la República y otros cargos, considerando primordialmente su trayectoria, su arraigo popular y su compromiso previo y expreso con el programa, como elementos inseparables.

    Estamos preocupados por una lógica imperante, abogada por algunos dirigentes y alimentada por encuestas de opinión, que se remite al candidato con prescindencia del programa o presuponiendo que el programa será “a la medida” del candidato. También lo estamos por algunas versiones que indican que el programa debe ser muy genérico, o que lo que apruebe el Congreso del Frente Amplio luego se vea subsumido a un Plan de Gobierno que se aprueba entre muy pocos.

    Algunos de los que firmamos esta declaración promovida por frenteamplistas de base, somos no sectorizados y otros pertenecemos a distintos sectores dentro de nuestra fuerza política, pero todos pensamos que es a partir de esta construcción programática y no de una danza de candidaturas que podremos llegar a elaborar las mejores propuestas para propender, como quería Artigas, a la pública felicidad.

Mayo 2013

Joomla templates by a4joomla