bridge2.jpgbridge6.jpgbridge3.jpgbridge1.jpg

José Luis Massera

Una biografía de José Luis Massera. Ernesto Mordecki

Ratio:  / 1
MaloBueno 
Compartir

Los primeros años

José Luis Massera nació en Italia, en la cuidad de Génova, el 8 de junio de 1915. Quizá sea por esto y la sonoridad italiana de su apellido, que uno puede formarse, en algún momento, la idea de que Massera era italiano. Lo cierto es que Massera es uruguayo, sus padres son uruguayos, como él mismo explica: "Nací en Italia, aunque no soy italiano por ningún lado. No estoy inscripto en Italia. El nacimiento está inscipto en el consulado uruguayo en Génova" [1, pg. 45]. Sus padres, José Pedro Massera y Ema Lerena estaban de paseo en Europa.

 

José Pedro Massera era un distinguido cuidadano de nuestro país, filósofo, senador por el Partido Colorado en el período 1927 - 1933, y recordado en el nomenclator de Montevideo, en la plaza que lleva su nombre, en la rambla montevideana a la altura de Miguel Barreiro, en Pocitos. Massera refirió al respecto esta anécdota: "... siendo mi hijo, José Pedro Massera, extremadamente inquieto, una vez lo trajeron a casa desde la seccional de policía, indignadísimos, porque respondía que se llamaba igual que una calle ..." (se trataba de la coincidencia del nombre del padre y el hijo de José Luis: José Pedro Massera). Además de Jose Pedro Massera (hijo), "... que era muy enfermo, y falleció a principios del 73" [1, pg 109], José Luis Massera y Carmen Garayalde tuvieron otra hija, Ema Massera, destacada cientista social, que trabaja en la Facultad de Ciencias Sociales, en Montevideo.

Ema nos cuenta sobre sus abuelos: ``Mi abuela se llamaba Ema Lerena Joanicó. Venía de familias muy presentes en el siglo XIX. Tanto los Joanicó, que son los fundadores de esa región vitivinícola en Canelones cuanto los Lerena, con una veta intelectual. Los Joanicó, naturalmente que no carecían de esa veta. Todo lo contrario. Además de productores (y en una época anterior también comerciantes - importadores de esclavos, según se decía en mi casa) eran gandes amantes de la música y del arte. En su ``castillo'' realizaban sesiones de música de cámara a la cual iban no sólo los de la familia, sino todo un entorno cultural principalmente residente en Montevideo ... Estos cuentos los oí desde niña y puede que haya alguna impresición. Esta pasión por la música la compartían todos en mi familia, no sólo mi abuela. Mi abuelito Massera [José Pedro] era el alma de un grupo de cámara que sesionaba en su casa de 8 de octubre (al lado del Club Nacional de Football) en invierno y en la casa de verano de Punta Gorda, que fuera construida con una sala que es como una nave de Iglesia - nada que ver para aquella gente atea -, espacio donde se relizaban los conciertos. A este mundo pertenecieron mi padre [José Luis], que tocaba el piano, mi madre [Carmen Garayalde], que tocaba el violín y cantaba, mi tia María Julia Garayalde de Zavala Muniz, hermana de mi madre, los Arana, entre ellos Mariano, todos asiduos y participantes como público, músicos y cantantes. Alguna idea te doy de algunos aspectos del ambiente en que se educaron mis padres y que es parte natural de mí misma y de mi hermano, aunque no presencié ese mundo propiamente (mi abuelito murió dos años duespués que yo nací y, aunque la música siguíó presente, ya no como orquesta de cámara). ¡Me pusieron al piano a los 6 años! Bueno, mi abuela era la señora de la casa y alma también de todo eso. Regenteaba la casa y como parte de ello, la cocina, donde se cocinaba una cocina mas bien española, según mi criterio, con entradas, plato central y postre ... mi abuelito José Pedro Massera era filósofo, político y un muy conceptuado y querido profesor. Hay en el IAVA [Instituto Alfredo Vázquez Acevedo], que era en su época, un lugar de formación de las élites a nivel del último tramo de la Enseñanza Secundaria, estrechamente vinculado a la Universidad, una sala que lleva su nombre.''[8]

Sin duda, que el ambiente intelectual de la casa de los Massera, debe haber influído en la profesión elegida por Massera, pero más aún, en su actitud frente a la vida en general. Massera no era solo un matemático, si bien sus contribuciones lo ponen en la primera fila de la matemática mundial. Su aproximación a todos los problemas era racional, sistemática, rigurosa, profunda, y siempre audaz. Es curioso, y nos contaba Massera, como se había iniciado en matemática: " ... Más importante fué en esa epoca - tenía unos quince años - la revolución que comencé en mi casa y que duró varios años. Mi padre tenía un Diccionario Enciclopédico Hispano Americano en varios tomos de bastante buen nivel. Un día, de retorno de la clase de alemán, se me ocurrió buscar en el diccionario una de las palabras que había usado, probablemente "ecuación". Me encontré con una cantidad de ecuaciones diferentes, que ni había sospechado que existieran, ni cómo abordarlas. Satisfecha con creces mi curiosidad con las algebraicas, fui a buscar una de las otras del diccionario. Así, día por día y palabra por palabra, comencé una recorrida, sumamente caótica, sin duda, que me fue aportando una cosecha de términos matemáticos y de informaciones valiosas sobre ellos, que iba acumulando y conceptualizando lentamente." [2, pg 45-46]

Massera y Laguardia

Un momento clave en el Massera matemático y universitario, es su encuentro con Rafael Laguardia. La Sra. Áurea de Laguardia recuerda: "Se presentó aquí un muchacho delgadito buscando a mi marido, él no estaba, así que al retirarse quedó en pasar al mediodía, yo no sabía para qué lo buscaba. Era Massera ..." [3, pg. 11-12]
Por su parte, Massera relata: "El paso por preparatorios tuvo otras consecuencias importantes. Allí conocí al colega Rafael Laguardia, que había hecho un curso superior con grandes profesores franceses. Trabamos una estrecha amistad, que duró hasta su muerte en 1980. El conocía algunos otros jóvenes aficionados a la matemática, con quienes formamos un grupo de estudio. Alguno que había leído un texto importante, daba luego un cursillo a los otros." [2, pg. 46]
La dupla Massera - Laguardia, Laguardia - Massera, fué el origen de la investigación matemática en Uruguay. Laguardia, investigador, docente, polo de atracción de jóvenes talentos, soñador y constructor de un proyecto: la escuela matemática uruguaya y su casa: el Instituto de Matemática y Estadística de la Facultad de Ingeniería, (fundado el 16/7/1942); Massera, investigador excepcional, compañero de todas las iniciativas del primero.

Massera matemático

De las numerosas contribuciones de Massera a la matemática, destacamos dos direcciones. Con respecto de la primera, desarrollada parcialmente en su estadía en ls Estados Unidos, dice Massera "... En vista de esta nueva situación, pedí a la [Fundación] Rockefeller una extensión de la beca por seis meses más; corría el año 1948. Fue la época de mayores resultados en mis investigaciones en EE.UU.: recíproco del método de Lyapunov en la estabilidad del movimiento, descripción del conjunto de soluciones de un sistema de ecuaciones diferenciales en el plano, estudio de las soluciones periódicas armónicas y subarmónicas..."[2, pg 51]
Los resultados de estas investigaciones fueron publicados en una serie de varios artículos, a partir de 1949 en varias revistas, entre las que figura el Annals of Mathematics [2, pg 25]. La segunda dirección de trabajo fué desarrollada en forma conjunta con Juan Jorge Schäffer, quién nos dice: "...[estudiar] las relaciones entre la estabilidad condicional de una ecuación lineal homogénea en un espacio de Banach y la existencia de soluciones "buenas" (acotadas, por ejemplo) de la ecuación no homogénea asociada, excitada por una función buena." [2, pg.21]
Estas investigaciones estan publicadas en una serie de artículos conjuntos, y en un libro editado en 1966 por Academic Press [4], y traducido luego al idioma ruso por la editorial Mir en 1970 [5]. Jorge Lewowicz nos explica: "... Desarrolló una tarea de investigación en Ecuaciones Diferenciales que obtuvo un amplio y profundo reconocimiento internacional. Su libro sobre Ecuaciones Diferenciales Lineales en co-autoria con J.J. Schäffer, publicado por Academic Press, es de lectura obligatoria para los especialistas en ese campo. Pero sus contribuciones más importantes se refieren a las Ecuaciones Diferenciales No-lineales. Alli resolvió el problema teórico fundamental de la Estabilidad del Equilibrio, caracterizándola en términos de las Funciones de Lyapunov. Sus resultados en esa dirección (1949, Annals of Mathematics) han sido y son hoy de uso frecuente por matemáticos, físicos, químicos, economistas, ingenieros electrotécnicos, químicos industriales, etc. Vale la pena señalar que la mencionada caracterización fue largamente buscada por todos los especialistas, en particular en la Union Soviética, país que, en aquel momento, llevaba la delantera en esa área científica." [6]

Massera político

La participación en actividades gremiales de Massera deja sus primeras trazas en un discurso pronunciado en ocasión de un homenaje a Alfredo Vázquez Acevedo. Decía el bachiller Massera " ... Es frecuente que lo limitado de las capacidades humanas, y la amplitud enorme del campo de actividad que se ofrece a la vista de quienes entran en la vida, ponga a los jóvenes frente al problema trágico de elegir dentro de esta universalidad la parte a que han de dedicar todos sus afanes y todas sus energías. Y digo trágico porque en ese momento luchan nuestros sentimientos y nuestros entusiasmos, que quisieran poder vivir esa universalidad con toda la intensidad de que somos capaces, con la fría razón que nos habla de la posibilidad de realizar obra fecunda si dispersamos nuestra acción en un campo de extensión superior a la que pueden abarcar nuestras fuerzas. De esta lucha es que debe seguir la posición que vamos a tomar en la vida. Pero la especialización creciente que se observa en la sociedad humana, de argumentos demasiado concretos, que quizá nos harían optar por una orientación excesivamente pequeña y vulgar en esta contienda fundamental. Así sería siempre, si no abogaran en favor de una mayor amplitud de criterio, los grandes ejemplos de vidas que han sabido armonizar factores que un primer examen hubiera calificado de contradictorios. Una de esas vidas, que debe ser un modelo para nosotros y para las generaciones venideras, como ya lo ha sido para las que nos han precedido, es la del doctor Alfredo Vázquez Acevedo." [1, pg 61]

Y aquí vemos, como las palabras justas atraviesan el tiempo, vemos a Massera dando solución sencilla a un problema profundo, y nos sorprende su consecuencia con el accionar de Massera posterior, al conjugar con maestría la matemática y la militancia universitaria y política.

Massera continuó su actividad pública en la época de la dictadura de Terra, y en solidaridad con la República Española; fue presidente de un Movimiento por la Paz, y secretario general del movimiento "Acción Antinazi de ayuda a los pueblos libres", durante la segunda guerra mundial. Se afilió al Partido Comunista del Uruguay (PCU) en 1942. Al respecto, nos relata: "En 1955 el PCU atravesó una grave crisis, su Secretario General fué expulsado por el Comité Central que yo integraba, y reemplazado por Rodney Arismendi, viejo amigo mío, cuyo informe fue removedor." Entre 1963 y 1972 Massera fue diputado nacional, por la lista 1001, del Frente Izquierda de Liberación Nacional, el FIDEL. En ese período, se destacó por sus iniciativas parlamentarias en defensa de los trabajadores; la defensa de la Universidad de la República dentro y fuera del parlamento; y por su participación en la fundación del Frente Amplio de Uruguay.

Massera en prisión: "Libertad para las ecuaciones diferenciales" [7]

Luego del golpe militar de derecha de junio de 1973, expulsado de la Universidad, Massera pasa a la clandestinidad, como dirigente del PCU. Nos relata: " ...Caí preso en octubre de 1975; el primer día, estando de plantón y con manos y tobillos atados, un soldado me tomó de los hombros y me desplazó bruscamente, caí y me fracturé el cuello del fémur derecho, no obstante lo cual siguieron los plantones hasta que se convencieron de que era imposible que me mantuviera en pie y me acostaron en un jergón de alambre donde estuve un mes sin asistencia hasta que un médico indicó que me llevaran al hospital militar para hacer una radiografía. A partir de ahí, con la ayuda de un bastón rudimentario, el organismo mismo se encargó de soldar la fractura, hasta hoy.

Permanecí preso nueve años y medio en dos cuarteles y una prisión conocida como Penal de Libertad; el nombre sarcástico se debe a que está ubicado en las cercanías de un pueblo con ese nombre. Las celdas del Penal alojaban dos presos, con mínimas posibilidades de comunicación con los restantes, salvo en algunas tareas colectivas de la vida diaria, en los llamados "recreos" de una hora en que los que podían hacían deportes y los que no, como era mi caso, caminábamos conversando con otro preso; y las visitas familiares cada quince días, también de una hora de duración. Como puede verse, las relaciones humanas estaban limitadas casi exclusivamente a la celda." [2, pg. 54] En ese período, y estando detenido reclamaron por su liberación, entre otros: la American Mathematical Society (Sociedad de Matemática de los Estados Unidos), la sociedad Cubana de Matemáticos, el Parlamento Europeo, 50 Premios Nobel, parlamentarios austríacos y diputados australianos, cientos de científicos y catedráticos de México, EEUU, España, Francia, Inglaterra, Alemania Federal y Japón ..."[2, pg 31] Estando en prisión recibe los títulos de Doctor Honoris Causa de las Universidades: "La Sapienzia", de Roma, Itala (1978); Humboldt, Berlín, Alemania (1980); de Niza, Francia (1981); de Puebla, México (1982); de Quito, Ecuador (1982); de La Paz, Bolivia (1983); de la Habana, Cuba (1983).

Luego de su detención, Massera estuvo dos meses desaparecido. Martha Valentini, su segunda esposa, recuerda: "... muchos amigos querían que yo me fuera del Uruguay. "Yo no me voy del Uruguay, estando Massera desaparecido de ninguna manera me voy del Uruguay."[1, pg. 112] La campaña por la liberación de Massera fue un vasto movimiento internacional. Martha Valentini (presa durante tres años, y liberada en 1979) recuerda: "Ese período de la prisión [de Massera] lo pasé con mucha conciencia de que estaba cumpliendo una tarea muy fuerte ... A esta casa [el apartamento de Massera, en Malvin] vinieron representantes italianos, vino mucha gente del exterior. Yo vivía en permanente contacto con el mundo entero."[1, pg. 114]

Y finalmente, el 3 de marzo de 1984, Massera fue liberado. Nos cuenta: "A partir de entonces y durante meses, mi casa fue invadida por centenares de amigos que vinieron a saludarme. También en marzo liberaron a Seregni, con quien nos encontramos en su casa, en medio de una gran manifestación callejera espontánea. Ese día había llegado a Montevideo una delegación italiana solidaria conmigo, uno de sus integrantes comentó que aquello le recordaba la caída del fascismo en su país. Participé con Martha en muchas manifestaciones públicas que reclamaban liberación de los que continuaban presos, con emocionantes reencuentros con viejos amigas y amigos, unos que habían estado presos y otros opositores activos a la dictadura." [2, pg. 56]

La liberación de Massera fué el principio del fin de la dictadura en Uruguay.

Un nuevo comienzo: la reconstrucción de la democracia y de la Universidad; la filosofía.

Massera recién liberado pasa a ser una referencia de la oposición política. Es motivo de múltiples reportajes, su serenidad y vitalidad impresionan.

Continúa su reconocimiento internacional: recibe, ya personalmente, el doctorado Honoris Causa de la Universidad Federal de Río de Janeiro (1984); recibe, también personalmente, el doctorado Honoris Causa de la Universidad de Budapest, Hungría (1984); así como también los títulos otorgados anteriormente por las Universidades de Niza, Berlín y Roma.

Como antes, y como siempre, Massera conjuga una cantidad de actividades políticas, universitarias, y científicas. Respecto de su trabajo académico nos dice: " Ya en 1973, había previsto que sería imposible reanudar mis investigaciones matemáticas luego de la dictadura habiendo pasado casi treinta años sin hacerlo. Me gustaba mucho la historia de la matemática y de la ciencia en general y tenía gran interés en hacerme una pequeña biblioteca sobre esos temas. Sólo mucho después pude emprender ese proyecto y los resultados no fueron numerosos, aunque de cierto interés ..."[2, pg 58]. Se reencuentra con sus colegas y amigos de la Universidad. Participa de la primer comisión directiva del PEDECIBA, como delegado de los matemáticos, integra el Consejo de la Facultad de Ingeniería por el orden docente, dirige durante un período el Insituto de Matemática y Estadísitica que contrubuyó a fundar, impulsa la formación de nuevos matemáticos, integra la comisión para la creación de una "Facultad de Ciencias Exactas y Naturales", nuestra Facultad de Ciencias de hoy ... Imprime su sello en el nuevo Uruguay post-dictadura.

El legado de Massera

El Uruguay es cuna de grandes hombres. Tomando las palabras del mismo Massera:" ... Una de esas vidas, que debe ser un modelo para nosotros y para las generaciones venideras, como ya lo ha sido para las que nos han precedido, es la del Ingeniero José Luis Massera."

Referencias

[1] José Luis Massera. Matemático, Científico, Docente, Investigador. Testimonios para la experiencia de enseñar. FHCE de la Universidad de la República Oriental del Uruguay - Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires, República Argentina. 1999.
[2] José Luis Massera. El científico y el hombre. Premio México de Ciencia y Tecnología 1997. Facultad de Ingeniería. Universidad de la República Oriental del Uruguay.
[3] Martha Inchausti. El I.M.E. en la Facultad de Ingeniería. Su dimensión científica. Publicaciones Matemáticas del Uruguay. Suplemento al volumen 7, 1995.
[4] Massera, José Luis; Schäffer, Juan Jorge. Linear differential equations and function spaces. Pure and Applied Mathematics, Vol. 21 Academic Press, New York-London 1966, 404 pp.
[5] Massera, José Luis; Schäffer, Juan Jorge. Lineinye differentsial'nye uravneniya i funktsional'nye prostranstva. (Ruso) [Linear differential equations and function spaces] Translated from the English by A. M. Zverkin and G. A. Kamenskii Ed. ``Mir'', Moscú 1970, 456 pp.
[6] José Luis Massera. Obituario de la Sociedad Uruguaya de Matemática y Estadística (SUME) escrito por el Dr. Jorge Lewowicz.
[7] "Libertad para las ecuaciones diferenciales" es el título de un artículo periodístico aparecido en diciembre de 1983 en la revista "Jaque", bajo la firma de Manuel Flores Mora.
[8] Ema Massera. Comunicación personal

[ José Luis Massera (8/6/1915 - 9/9/2002): In Memoriam] 

Compartir
Joomla templates by a4joomla